La Foto 2

Arte para tus manos: “Nail Art”


¿A quién no le gusta que le mimen un poco? Hoy os traigo a El Sofá Rojo un centro de estética de uñas al que he ido a darme un capricho. Se llama Stroke y es mi último descubrimiento. C/Lope de Rueda 7, Madrid. Tlf: 915755686 www.strokenails.com
Las manos y los pies son a veces los pobres sufridores de nuestra falta de tiempo y no los tratamos como debiéramos. Llevar unas manos bien cuidadas debería ser tarea obligada dentro de nuestros rituales de belleza. Los pobres pies son los grandes olvidados cuando llega el frío. ¿Por qué no llevarlos perfectos también en invierno?
Aparte del lado de la estética, hay otro factor importante que justifica el cuidado de manos y pies. Son una parte de nuestro cuerpo que usamos a diario y muchas veces están sometidos a mucho estrés. En el caso de las manos, las usamos para todo y se pueden ver sometidas a cortes y heridas de todo tipo. Sufren tanto el frío en invierno como el calor y las radiaciones solares en verano. Creo que se merecen un premio especial de vez en cuando. 
Los pies los vemos sometidos de vez en cuando a las torturas de zapatos imposibles, sudan, pueden recibir mala ventilación y todo ello pasa factura: Sufren durezas, callos; las uñas se pueden enquistar, pueden aparecer hongos. Una revisión en el podólogo es siempre muy  recomendable, pero al llevar una buena pedicura hecha constantemente, el control sobre los pies es siempre mayor.
Los beneficios de una manicura y una pedicura son por lo tanto estéticos y además terapéuticos. En una buena sesión te relajan los musculitos que componen manos y pies, activan el riego sanguíneo, eliminan piel muerta permitiendo que la nueva piel respire y evitar así la aparición de durezas…
Con todo lo dicho creo que me he ganado una buena sesión que me deje como nueva y para dar ejemplo os muestro mi proceso:
En primer lugar al llegar me recibió Willi muy amable ofreciéndome algo para tomar. Me había adelantado un poco a mi cita así que esperé un poco ojeando unas revistas.
Una vez pasé para dentro me prepararon una bañera para pies calentita con sales minerales. Fue un momento muy relajante.
Mientras empezaban a arreglarme los pies, llegó Claudia para hacer el mismo proceso en las manos. En ese momento me relajé tanto que me costaba hasta hablar. Sólo por ese momento merecía la pena haber ido hasta ahí. 

Tuve que elegir el tipo de esmalte que quería tanto para manos como para pies. Decidí un color atrevido para los pies en un esmalte normal y un esmalte semi permanente para las manos. El esmalte semi permanente suele durar una media de 3 semanas. En honor a mi blog, el color escogido para las manos fue por supuesto el rojo. 

Hay una técnica que se llama Nail Art (arte de uñas) que llevaba mucho tiempo con ganas de probar y en el centro Stroke me habían recomendado que merecía la pena hacerlo. Se necesita recibir un curso especial para poder aplicar esta técnica y Willi realizó un fantástico trabajo. Quise hacerme un dibujo de mi gata Martina. Podéis juzgar vosotros mismos ¡a mí me encanta!
Lámpara para secar las uñas
Detalle del proceso de Nail Art
Martina alucinada con su doble que luzco en mis manos
Nota especial para mis lectores masculinos (que sé que sois muchos): Si os ha parecido un post muy “femenino” estáis muy equivocados. No os digo que os pintéis las uñas, pero sí os digo que las mujeres nos fijamos mucho en las manos y los pies de los hombres ¡Así que ya sabéis! 😉
Podéis seguir a Strokeen su Instagram para ver imágenes de sus trabajos: @stroke_nails
¡Os espero muy pronto de nuevo en El Sofá Rojo! Besitos.  Y ya sabéis… no os olvidéis de compartir 😉

Si quieres saber más sobre mi, sígueme en las RRSS.