Visita a las Bodegas Vilano

Me invitaron hace unas semanas a hacer una visita a las Bodegas Vilano, fundadas en 1927. ¡Hacer una escapada a la Ribera del Duero en mitad de la semana me pareció un planazo! Me recogieron sobre las 10am en casa y en algo más de 2 horas ya habíamos llegado a Pedrosa del Duero (Burgos).

¿Cómo fue la visita?

Para conocer bien las más de 250 hectáreas de viñedo, salimos en quad a ver los terrenos de donde se extraen unos 1,5 millones de kilos de uva tempranillo al año.

Viñas de las Bodegas Vilano, en Pedrosa del Duero

Las vistas de toda la zona de la Ribera del Duero son espectaculares desde el mirador de la cuesta Manvirgo. En este enclave hicimos una parada para catar uno de los vinos más divertidos de la bodega: Think Pink”. Es un rosado espumoso dulce, 100% tempranillo que se recomienda tomar bien fresquito.

Mirador de la cuesta de Manvirgo, visita a las bodegas Vilano
Vino «Think Pink» de Bodegas Vilano

¿Cómo es el proceso de elaboración del vino?

Pocos días antes de mi visita habían terminado la vendimia. Son los días más importantes y estresantes de todo el año para una bodega. En Bodegas Vilano, la vendimia se hace como antaño, de forma manual por viticultores expertos y con una larga tradición familiar.

Una vez llega la uva a la bodega comienza el proceso natural de fermentación alcohólica donde se produce el mosto. Las uvas se introducen en unos depósitos durante unas dos semanas. En este tiempo las uvas que se encuentran en la parte inferior de los depósitos se exprimen por el peso que ejercen las uvas que se encuentran por encima. Vamos, por el efecto de la gravedad. A este primer mosto se le denomina Vino de Yema y se extra pasadas unas dos semanas.

Extracción del «vino yema»

Una vez extraído vino yema se retira el hollejo, (término que se utiliza para denominar la piel de la uva) y se limpian los depósitos. Este hollejo aún conserva una alta impregnación de mosto por lo que se puede exprimir para sacar lo que se conoce como “vino de prensa» que sería una segunda calidad.

Pasadas dos semanas se retira el hollejo del depósito

El vino yema se traslada a otros depósitos donde se procede con la fermentación maloláctica. Este proceso puede llevar un par de meses. Durante este tiempo se realiza un control exhaustivo para asegurarse de que la fermentación se realiza adecuadamente.

Cata de los mostos que luego serán vino

Pasados estos 2 meses los vinos serán seleccionados para ser crianzas, reservas o grandes reservas. Para la última fase de producción del vino se eligen las barricas de madera adecuadas para darle a cada vino el tipo de envejecimiento que necesitan según su estilo de vino. En Vilano barricas se escogen las mejores barricas de roble francés y americano, o procedente del Centro y Este de Europa.

Visita a las Bodegas Vilano

Una curiosidad:

¿Sabes de dónde saca el vino tinto su color? Pues lo consigue por el contacto directo y constante durante las primeras 2 semanas dentro del primer depósito con el hollejo.

El cementerio

Tras catar distintos mostos de la cosecha de este año y conocer los entresijos del proceso de elaboración del vino de la bodega, fuimos a lo que llaman cariñosamente “El cementerio”. Ahí se encuentran las botellas más antiguas y descatalogadas. Es un auténtico museo espectacular del vino. Me dieron el enorme privilegio de elegir una botella para llevarla al restaurante para acompañar la comida. Elegí un “Terra Incógnita” cosecha 2003. ¡Una auténtica joya líquida!

Terra Incógnita 2003

Fin de fiesta

Como nota final para terminar el día nos dirigimos al pueblo de Roa, a comer cochinillo en el restaurante  “Asados Nazareno” y para maridar la comida probamos:

  • La Baraja Godello cosecha 2020 (blanco)
  • La Baraja cosecha 2016
  • Vilano Black
  • Terra Incógnita cosecha 2003

Todos estos vinos son de las Bodegas Vilano pero tienen muchos más que te recomiendo veas AQUÍ

Elena de José y María Zabay en Asados Nazareno

Fue un día increíble, súper divertido y didáctico donde aprendí un montón de cosas sobre la elaboración del vino. Y sobre todo, tuve el enorme honor de poder probar los mostos de este año y algunos de los mejores vinos de Vilano.

Espero que te haya gustado este post con mi visita a las Bodegas Vilano y te haya servido para conocer un poco más sobre el mundo vinícola que en España es un sector muy importante, no sólo a nivel económico, sino también cultural. No en vano somos el primer viñedo del mundo con 949.565 hectáreas de viñedo y somos el tercer productor mundial.

Por último quiero dar las gracias a Desiderio Sastre, director general de Bodegas Vilano por la visita exclusiva y por lo bien que me trataron, y a María Zabay, su directora de comunicación y RRPP por darme la oportunidad de vivir esta experiencia.

Elena de José, Maria Zabay y Desiderio Sastre

Nos vemos pronto de nuevo por aquí en El Sofá Rojo de Elena, y no dudes en dejar tus comentarios más abajo o compartir este post con quien creas que le puede interesar.

¡Ahhh! y te recuerdo que tienes más post relacionados AQUI 😉

Elena XXX