Lookbook De Zara De Otono Invierno 1 1024×682

Lencería callejera

Tops lenceros, vestidos que parecen saltos de cama… El encaje y los tejidos delicados se combinan en prendas que están pensadas para lucirlas fuera de casa. Estamos ante la versión más sensual de una mujer moderna que se atreve con rasos, encajes y terciopelo.

Aunque el frío aprieta con ganas la moda no entiende de temperaturas. En este post quiero comentar una tendencia que ya vimos en temporadas pasadas pero que en esta sigue pegando con fuerza. Habría sido impensable en la época de nuestros abuelos ver a las señoras paseándose en combinación por la calle pero, damas y caballeros, esto es el 2017 y hay que dar la vuelta a la moda para seguir inovando.

En un post dedicado específicamente a esta tendencia de sobreponer  prendas ya vimos como en los look books de las tiendas de moda más conocidas nos proponen combinar tops y vestidos lenceros con camisetas o jerseys básicos por debajo. Se trata de una tendencia que en algunos casos no termino de entender. Precisamente lo que más me gusta del estilo lencero es la delicadeza y sensualidad de la prenda, y esto se pierde por completo -a mi juicio-  si debajo colocamos una camiseta de algodón básica.

La moda, como los gustos, está para que cada uno juzgue por sí solo y para ello te dejo algunas imágenes  que te ayudarán a sacar tus propias conclusiones.

kendall-jenner-suma-tendencia-lencera-280x341

lencero_otono_invierno_2014
louis-vuitton026a-vert

4-vestidos-lenceros

A continuación te dejo unas imágenes que ya incluí en otro post anterior (pincha aquí para verlo), pero que vienen al pelo para mostrar unos ejemplos de look books que sugieren la combinación de prendas lenceras con otras debajo, en este caso un top con un jersey de cuello vuelto y un vestido con una camiseta básica.

1971157942_2_2_1

 

416417101-99-00-01-base

Mi conclusión personal es: Sí al estilo lencero pero sin sobreponerlo a otras prendas. ¿Cómo lo llevarías tú?

Mientras te lo vas pensando seguiré a la caza de nuevas tendencias para traértelas como siempre a El Sofá Rojo de Elena

Un besito,

Elena