Berenjenas rellenas al horno

¡Bienvenidos de nuevo a El Sofá Rojo de Elena! Llevaba tiempo sin pasar por aquí y me hace mucha ilusión volver a escribir y compartir más cositas con vosotros. En esta ocasión voy a compartir una de mis recetas de cocina favoritas después de que en Instagram me la hayáis pedido por votación popular. Por cierto, ¡muchas gracias por ser siempre tan activos conmigo!

Admito que no soy nada rígida en la cocina y cada vez que hago una de mis recetas varío los ingredientes. Ahora que estamos en un confinamiento domiciliario forzoso por culpa del Coronavirus me he apañado con lo que tenía en la nevera y en el congelador por no salir a la calle a comprar. Si no tienes algún ingrediente, no te preocupes porque hay alternativas.¡Espero que tomes nota y la disfrutes! 😉

Se trata de un receta muy sencilla de hacer y con la que siempre quedo bien con mis invitados. El inconveniente es que se tarda un poco más de lo que me gustaría en hacer: 1 hora y media (aproximadamente) Esto se debe fundamentalmente a lo que se tarda en pochar la cebolla.

Ingredientes:

He calculado las cantidades de los ingredientes para 1 persona y como plato único así que no te quedas con hambre: 1 berenjena, media cebolla, 150gr de carne de vacuno picada (sirve igualmente de pollo o soja texturizada si quieres una opción vegetariana), salsa de tomate frito, uvas pasas, piñones, queso de cabra, aceite de oliva virgen extra (AOVE), hiervas provenzales, pimienta y sal.

En otras ocasiones he incluido más verdura en el relleno como calabacín o pimiento verde pero no tenía y no quería saltarme el confinamiento sólo para comprar eso. Si lo tienes bien, de lo contrario, no pasa nada.

¡Al lío!

Lo primero es ¡lavarse las manos! Luego, lavamos la berenjena y la cortamos por la mitad. Con mucho cuidado vaciamos la berenjena, reservamos las «bañeras» que quedan y pochamos su carne. Es normal que veas que necesitas echar bastante aceite. Mi truco es poner el fuego muy lento e ir incorporando el aceite poco a poco para no pasarte. Yo he usado un wok porque me gusta más pero una sartén es perfecta también.

Mientras, cortamos media cebolla y la picamos. Retiramos la carne de la berenjena del fuego y pochamos la cebolla igualmente a fuego lento e incorporando el aciete poco a poco. ¡Con lo rica que está la cebolla pochada y qué rollo es pocharla! Vale sí, soy un poco impaciente. 🙂

Una vez pochada la cebolla, incorporamos la carne de la berenjena. Mezclamos y añadimos sal y pimienta al gusto.

Añadimos la carne picada y cuando vemos que ya está casi hecha, añadimos la salsa de tomate frito. La cantidad de tomate que se ve en la foto es escasa, luego tuve que echar un poco más así que fíate de tu intuición. Añadimos al gusto las hierbas provenzales (nos sirve otra hierva como tomillo), los piñones y las uvas pasas.

Removemos bien y cuando vemos que todo está bien mezclado apagamos el fuego y empezamos a montar las berenjenas mientras precalentamos el horno a 200º durante unos 10 minutos.

Untamos cada «bañera» de berenjena por fuera con un poco de aceite y las colocamos en una fuente apta para el horno. Ponemos una primera capa de relleno y una segunda capa de queso. He usado queso de cabra en lonchas aunque realmente puedes usar cualquier queso que te guste y que se funda bien. Ponemos otra capa de relleno, otra de queso y así hasta que se acabe el relleno.

Introducimos la bandeja en el horno. Bajamos la temperatura a 180º y horneamos durante 15 minutos, el tiempo necesario para que se funda bien el queso y se quede dorada la capa de arriba. Recomiendo ir mirando de todos modos porque cada horno es un mundo y puedes necesitar retirar las berenjenas antes o por el contrario dejarlo un poco más.

¡Y listo! ¡A disfrutar amigos!

Resultado final:

Espero que te haya gustado esta receta y que la pongas en práctica. Como he dicho al principio, no soy nada estricta en la cocina y la mayoría de ingredientes los puedes sustituir por otros que tengas en la nevera. Mi estilo de cocina es la cocina intuitiva así que te animo a que tú también improvises y que mejores mi receta. 😉

No dudes en comentar o en escribirme por Instagram si tienes alguna duda en mi cuenta: @elenadejose

Te mando un beso grande y ¡a cuidarse mucho en casa! Nos vemos pronto aquí, en El Sofá Rojo de Elena.

Elena